Skip Navigation

News & Events

Los padres de dos víctimas de Parkland demandan al fabricante del arma que mató a sus hijos

Familiares de Jaime Guttenberg y de Max Schachter dicen que American Outdoor Brands y Sunrise Tactical Supply son legalmente responsables y cómplices en el tiroteo de la secundaria en Florida.

MIAMI, Florida.- Las familias de dos de las 17 víctimas que murieron en la masacre del 14 de febrero en Marjory Stoneman Douglas High School presentaron una demanda contra el fabricante y vendedor del rifle semiautomático Smith & Wesson M & P 15 utilizado en el tiroteo de Parkland.

Fred y Jennifer Guttenberg, los padres de Jaime Guttenberg, de 14 años, y Max Schachter, el padre de Alex Schachter, de 14 años, presentaron la demanda el miércoles en una Corte de circuito de Broward.

Según un comunicado de prensa que anuncia la acción legal, la demanda exige que el tribunal “aclare el Estatuto de Florida §790.331, que protege a los fabricantes y vendedores de armas de fuego de ciertos litigios civiles”.

Las familias están buscando un juez del condado de Broward para despejar el camino a fin de demandar a American Outdoor Brands, anteriormente conocida como Smith & Wesson, y la tienda Sunrise Tactical Supply.

Sunrise Tactical Supply es la pequeña tienda de Coral Springs donde las autoridades dijeron que el ex estudiante de Stoneman Douglas Nikolas Cruz, de 19 años, compró legalmente un AR-15 al año antes del tiroteo en la escuela.

Un estatuto puede ser la piedra de tranca de las víctimas

Antes de que la demanda pueda continuar, los abogados de ambas familias dijeron que los jueces tienen que aclarar que los fabricantes y vendedores de armas pueden ser demandados por las víctimas.

“Si los demandados alegan que la ley les da derecho a la inmunidad de dichos reclamos, y los tribunales están de acuerdo,” las víctimas se verán obligadas a pagar los honorarios legales del fabricante de armas y del vendedor en lugar de recuperar los daños.

La ley de 2001, el estatuto 790.331 de Florida, prohíbe explícitamente a las agencias del gobierno estatal, del condado y de la ciudad demandar a las empresas por la fabricación y venta legal de armas que luego se usan ilegalmente. La ley no dice nada sobre si las víctimas pueden demandar por esos motivos.

La misma ley permite a los gobiernos y las víctimas demandar por defectos en las armas, pero “el potencial de un arma de fuego o municiones para causar lesiones graves, daños o la muerte como resultado de una función normal no constituye una condición defectuosa del product.”

Los Guttenberg y Schachter quieren que un juez declare que la ley no les impide cobrar indemnizaciones o declarar la ley inconstitucional.

“Lo que he aprendido desde el 14 de febrero es que nadie quiere reconocer que puede ser el responsable'”, dijo Fred Guttenberg el jueves en una conferencia de prensa.

“Nuestros legisladores no harán nada con respecto a la ley. El lobby de las armas dice que no debemos hacer nada con respecto a la ley. Los fabricantes y vendedores de estas armas dicen que no es culpa suya. Esta es la única industria donde aparentemente hay una clase protegida. Bien, vamos a cambiar la historia y romper con esa protección”, declaró el padre de Jaime Guttenberg.

Según el abogado Stephen F. Rosenthal, de Podhurst Orseck, quien representa a la familia Guttenberg, “las drásticas sanciones monetarias del estatuto han intimidado a las víctimas sobre la posibilidad de demandar a fabricantes y vendedores de armas”.

Fred Guttenberg dijo que ha entablado la demanda y lucha por un cambio en la ley que protege a los fabricantes y vendedores de armas en honor a su hija.

“Mi carga es vivir las 24 horas del día sin mi hija. No dejo de pensar que la asesianron con un AR15 en un pasillo de la escuela, ahora tengo la responsabilidad de hacer algo sobre lo que pasó”, dijo.

Solo el comienzo de las demandas

Esta es la primera demanda presentada en Florida contra la industria de armas de fuego, pero no es la primera relacionada con el tiroteo en Parkland.

En marzo, el sobreviviente de la masacre Anthony Borges y sus padres notificaron a la administradora del condado de Broward, Bertha Henry, sobre su intención de demandar al condado.

Borges, de 15 años, recibió cinco disparos en el ataque del Día de San Valentín. El adolescente, de origen venezolano, recibió dos tiros en la pierna derecha, uno en la pierna izquierda y dos en el torso, informó el abogado de Borges, Alex Arreaza.

El aviso de la demanda reclama negligencia por parte del distrito escolar de Broward, el director de Marjory Stoneman Douglas y su oficial de recursos escolares.

“El fracaso de las escuelas públicas de Broward, del director y el oficial de recursos escolares para proteger adecuadamente a los estudiantes, y en particular a nuestro cliente, de daños que amenazan la vida, fueron irrazonables, insensibles y negligentes”, dijo Arreaza. “Tal acción o inacción llevó a las lesiones personales sufridas por mi cliente”, puntualizó.

Por su parte, el padre de Meadow Pollack, asesinada en el tiroteo, demandó al agente armado que estaba en la puerta del edificio y que no entró a enfrentar al atacante.

Andrew Pollack declaró que Scot Peterson, quien entonces era ayudante del jefe de policía y agente escolar es el principal objetivo de la demanda por homicidio por negligencia que presentó en el condado de Broward el 1 de mayo.

Peterson fue suspendido de empleo y sueldo tras el tiroteo en la escuela y posteriormente dimitió y se retiró del cuerpo policial. Sin embargo, se defendió a través de su abogado asegurando que sus acciones de ese día no fueron “por cobardía”.